No se juzgan las ideas

Fecha: 17 febrero, 2019 por: dariomartinez

 ¿Qué es lo que ha de ser juzgado según el amplio equipo de abogados de los acusados por el proceso secesionista en Cataluña? Nada, porque cada uno de los actos de sus defendidos deriva de nobles principios que nada tienen de dolosos. Así pues, las ideas son el mandato del pueblo, la energía vital en forma de espíritu que sirve de guía de actuación de aquellos que bajo dichas circunstancias sólo cumplieron con su deber, obrando en conciencia, ajustados al rigor de la razón práctica kantiana, cumpliendo así con un marco de convivencia por ellos instaurado hasta someterse humildemente  a la voluntad del pueblo. Pueblo conocido por quien tiene fe y pertenece a él. Y lo hicieron obedeciéndolo según el uso privado de la razón con el firme propósito de lograr la paz y con ella la independencia. Y este mandato es una exigencia máxima, un imperativo categórico, que guía su obrar y les conduce a la libertad, no en tanto que ciudadanos españoles, sino en tanto que humanos ahora elevados por encima de su condición de súbditos de un Estado que les oprime. Son un pueblo, son diferentes, y la razón en forma de mandato está de su lado. Su compromiso es un acto de fe, es un acto en conciencia, lo que quiere decir que todo derecho positivo, todo derecho que emane del Estado español será injusto e incluso ajeno a su reconocimiento ya que se entenderá como fuente de coacción. De ahí que muchos políticos independentistas catalanes consideren sin tapujos que la única solución justa es la absolución, dado que pensar no es delinquir. Y así nos dice el Sr. Junqueras. “”Estoy en un juicio político, se me acusa por mis ideas, no por mis hechos”.

El caso es que este ejercicio metafísico no es el asunto que va a ser juzgado. No son estos grandes ideales, es el contenido derivado de sus actos, de si son ajustados a nuestro marco jurídico de convivencia o no. Lo demás cuentos trascendentales propios de una impronta idealista alemana.

https://mas.lne.es/cartasdeloslectores/carta/33583/juzgan-ideas.html

comentarios al post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *