Evidencias del cambio climático. Algunas consecuencias…económicas y sociales

Fecha: 25 febrero, 2020 por: dariomartinez

¡Rico, rico!

Hablamos de la relación causal, del vínculo sinectivo, necesario, esencial y que responde a la terca realidad entre la bajada de PH de los océanos y sus consecuencias. La acidificación afecta directamente, y esto se explica en forma de ley impersonal, al debilitamiento de la salud de los organismos que para vivir necesitan para su defensa de un esqueleto en forma de concha o armazón constituido por CaCO3 (Carbonato cálcico); su merma les afecta directamente. La cadena trófica marina se resiente en su base, al alterarse una de sus partes las consecuencias llegan hasta los animales marinos de la parte superior de la pirámide. Todo el sistema se corrompe, deja de ser lo que ha de ser por mal funcionamiento, se vicia, se orienta hacia la extinción.

Además afecta a la respiración branquial de los peces, les hace más vulnerables, el intercambio de O2 será menos eficiente. El menor número de individuos de muchas de las especies marinas una consecuencia.

Ante esta situación la respuesta humana se hace urgente. Repercutirá en las cuotas, en los niveles de capturas por zonas: menos tiempo, menos toneladas. El productor, el armador, se enfrentará a mayores dificultades a la hora de mantener su negocio. Deberá seguir invirtiendo en capital variable, es decir en los sueldos de sus trabajadores, pero a menores ingresos por menor volumen de venta, sólo caben tres soluciones: despidos, congelación o bajada de sueldos. Intentará si es factible, si su capital ahorrado se lo permite, invertir en capital fijo, en tecnología. Mejores barcos, mejores técnicas de pesca, más eficacia, mengua del error, menos operarios. En fin, el número de armadores en la región irá menguando. Las condiciones exigidas desde la Unión Europea (UE), orientadas a amortiguar las consecuencias negativas que afectan a la fauna marina por la acidificación de los océanos y los mares, hará que el número de armadores y trabajadores del sector disminuya. Provocará también que intenten adaptarse a las nuevas condiciones de pesca, es decir acudir a nuevos caladeros, a nuevas capturas, a otros mares (v.g. Sahara Occidental).

La distribución se encarecerá. Si la pesca disminuye en las proximidades, el abastecimiento de pesca o capturas frescas se tornará imposible. Se incrementará la oferta de congelados y de productos marinos de cebadero (v.g. Lubina, Dorada). Disminuirá la calidad, se apreciará menos, se sustituirá por otros productos. La menor oferta no podrá satisfacer la demanda, el producto fresco se encarecerá. Será una contribución más, en sentido negativo, al lento proceso de despoblación, de deslocalización sita en zonas del primer mundo que no podrán competir por subsistir en un mercado global más competitivo, más exigente, con más potenciales consumidores, y menos recursos.

Los sectores sociales de los diferentes territorios más expuestos a las incertidumbres del mercado estarán en desventaja. Ajustar sus recursos a sus necesidades, pasarán por sustituir alimentos nutritivos y saludables, como el pescado, por otros más económicos. Se alterará su dieta y serán más vulnerables a enfermedades tales como: la diabetes, el colesterol y la obesidad mórbida.

Se alterará toda la cadena trófica humana, todo el recorrido que va desde el mar a la mesa.

Ahora bien, si desde el mar se presiona, si a la vez se presiona en forma de propuesta acelerada, urgente, hacia el menor uso de energía derivado de la quema de combustibles sólidos (Transición ecológica. Un intento por frenar las emisiones de CO2), si los “fondos verdes” prometidos son insuficientes, si las tarifas eléctricas para las industrias hiperelectrointensivas e intensivas son poco competitivas, entonces los cierres, el aumento del paro, el incremento silenciado de los suicidios, la marcha de los jóvenes mejor preparados, irá incrementándose, haciendo de muchas regiones de España, Asturias por ejemplo, zonas cada vez más expuestas y vulnerables. Se convertirán en una especie de plataforma de hielo que se irá derritiendo en forma de permanente proceso de despoblación.

comentarios al post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *