Este ángel exterminador

Fecha: 3 julio, 2019 por: dariomartinez

Hemos de triturar los espectros

Un maestro del cine. Una película magistral. Su trama inolvidable. Un algo, un fenómeno inexplicable impedía que las buenas gentes de las élites sociales allí reunidas para cenar copiosa y animadamente pudieran salir. El hacinamiento, las penurias y un dilatado espacio de tiempo activaban el desencuentro. En la necesidad surge nuestra naturaleza animal, el sobrevivir escapa al bien y al mal. Sin reglas todo vale, fuera de la sociedad política, de la ciudad, el hombre es lobo para el hombre a no ser, y aquí no es el caso, que un cabecilla lidere a un grupo que se muestre servil por miedo a represalias, es la conocida forma de poder carismática.

Trazado el preámbulo, vayamos al asunto que nos preocupa. La nueva legislatura debería poder investir como presidente al Sr. Sánchez, candidato oficialmente propuesto por el Rey Felipe VI, pero el entendimiento no es posible. La pluralidad es en este caso es una rémora para el acuerdo. Las fricciones entre grupos son permanentes, las alianzas frágiles e insuficientes. La tónica general hace que el resultado no sea otro que la ingobernabilidad de España, no hay salida a esta situación. Pero ahora ese algo que blinda sin saber cómo la salida a los huéspedes de la película de Buñuel tiene rostro, no es un fenómeno cualquiera, es un espectro y se llama: nacionalismo. Es de naturaleza secesionista, fragmentario, necesita de una nación política canónica que ha de clonar para debilitarla, negarla y poder llegar a ser un Estado de cultura sustancializado, puro, único, diferente y por supuesto libre y democrático. Negar las actuales naciones políticas canónicas es una premisa indispensable para poner en marcha su estrategia política, que no es otra que la de ingresar como pueblo en Europa. Por tanto no hay gobierno de la nación porque en el fondo este emponzoñamiento soterrado impide cualquier proyecto común con garantías. Los diputados no pueden salir de este atolladero político porque no se entienden, un ángel exterminador lo impide. Casi parafraseando a Marx y a Engels: “un espectro se cierne sobre Europa, el espectro del nacionalismo”. Unos creerán que nos llevará a la paz, otros, más escépticos, entre los que me encuentro (tomo partido, no valen medias tintas), creerán que dicho espectro nos puede llevar a la barbarie.

comentarios al post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *